header-img
Lledó Barberá
Autor/a: Lledó Barberá Fecha de publicación: 14/06/2023 Última edición: 21/05/2024

Suelos resistentes perfectos para la decoración de interiores y exteriores

En este artículo hablamos de:

    Los suelos son una parte fundamental de cualquier proyecto de decoración de interiores o exteriores. Ya sea que estemos hablando de una cocina, un baño, una terraza o un jardín, la elección del material adecuado para el suelo es clave para lograr un resultado duradero y estéticamente atractivo. Pero, ¿qué es lo que hace que un suelo sea realmente resistente? Seguro que más de una vez te has hecho esta pregunta. Desde Dune, como expertos en pavimentos cerámicos y suelos vinílicos, vamos a analizar diversos aspectos para darte respuesta a tus preguntas. ¡Comenzamos!

    Para que un suelo sea resistente, hay que valorar la capacidad que tiene para soportar el paso del tiempo, las inclemencias del clima y el uso diario. Además de ello, no hay que descuidar la estética y, por ello, lo más importante es que un suelo sea capaz de resistir las miradas de admiración de todos aquellos que lo contemplen. En este post vamos a explorar algunos de los materiales más populares y eficaces para crear suelos resistentes, y descubrir cómo pueden ayudarnos a transformar nuestros espacios en verdaderos templos de la belleza y la funcionalidad.

    ¿Dónde es más importante colocar un suelo resistente?

    Cuando se trata de elegir un suelo resistente para una casa es importante tener en cuenta que no todas las estancias tienen las mismas necesidades. Algunas áreas del hogar están expuestas a un mayor desgaste que otras, ya sea por el tráfico constante de personas, la presencia de mascotas, la humedad, la temperatura o la acumulación de suciedad. En este sentido, podemos decir que hay tres estancias principales donde es, especialmente, importante colocar un suelo resistente:

    • Cocina:

    La cocina es una de las zonas de la casa que más sufre el paso del tiempo y el uso constante. Los suelos de este espacio deben ser resistentes a la humedad, las manchas, los arañazos y los golpes. Materiales como el gres porcelánico, la piedra natural o el hormigón pulido son opciones excelentes para una cocina resistente y duradera.

    • Baño: 

    El baño es otra de las áreas que requieren de suelos especialmente resistentes, ya que se enfrentan a la humedad constante, el agua y la acumulación de productos químicos. La cerámica, el mármol o el granito son algunos de los materiales que mejor se adaptan a las condiciones de este espacio.

    • Terrazas y jardines: 

    En las zonas exteriores de la casa, los suelos deben ser capaces de soportar las inclemencias del clima, desde la lluvia y la nieve hasta la exposición al sol y al viento. La madera tratada, el cemento, la piedra y las baldosas de cerámica son algunas de las opciones más resistentes y estéticas para estos espacios.

    Además, de estas tres estancias, no podemos olvidar otras zonas de la vivienda en las que el suelo también debe ser resistente:

    • Vestíbulos:

    La entrada es “el espejo del alma” del hogar y, por ello, el vestíbulo es un lugar en el que es esencial contar con un suelo resistente. Además, debemos tener en cuenta que es el espacio que más sufre los problemas del exterior. Tanto si llueve, te has ensuciado o simplemente has llegado a tu casa, el vestíbulo será siempre el primer lugar que pises al llegar a casa y, por ese motivo, es clave un suelo resistente.

    • Sótanos y garajes:

    Debido a las condiciones de humedad y encerramiento que sufren estos espacios, debemos colocar un suelo resistente capaz de soportar la presión. Además, tenemos que tener en cuenta que son espacios pensados para guardar coches y motos, por lo que debemos utilizar suelos que resistan las manchas de aceite, de productos químicos y el peso de los vehículos. 

    • Zonas de paso: 

    Finalmente, es importante tener en cuenta que cualquier zona de la casa que tenga un tráfico frecuente debe contar con un suelo resistente para evitar el desgaste prematuro y los daños por golpes y rozaduras. Esto incluye pasillos, entradas, escaleras y zonas comunes como el salón o el comedor.

    ¿Cuáles son los materiales más resistentes para el suelo?

    Una vez hemos tratado las zonas de la casa que deben tener un suelo resisten, no podemos pasar por alto los materiales más resistentes para poder usarlos en los suelos de una vivienda:

    • Gres porcelánico: un tipo de cerámica muy resistente a la humedad, las manchas y el desgaste. Es una opción muy versátil, ya que puede imitar otros materiales como la madera o el mármol.
    • Piedra natural: mármoles, granitos, pizarras y otros tipos de piedra son muy resistentes y duraderos, y pueden ser una opción excelente para zonas como la cocina o el baño.
    • Hormigón pulido: es una opción muy resistente y duradera, ideal para zonas de alto tráfico o exteriores. Además, puede personalizarse con diferentes colores y texturas.
    • Madera tratada: la madera puede ser una opción muy cálida y acogedora para los suelos, pero debe ser tratada adecuadamente para resistir la humedad y los insectos. La madera de roble, de iroko o de teka suelen ser opciones muy resistentes.
    • Baldosas de cerámica: además del gres porcelánico, las baldosas de cerámica pueden ser muy resistentes a las manchas y el desgaste, y son una opción muy versátil desde el punto de vista decorativo.

    Modelos de suelos porcelánicos más resistentes

    Siguiendo con el cometido de diseñar suelos resistentes y, sobre todo, bonitos, en Dune hemos diseñado suelos porcelánicos para crear espacios únicos. Además de todas las series de azulejos porcelánicos con los que contamos, si hay alguna serie que destaca por su resistencia y versatilidad esa es Pietrasanta.

    Los nuevos azulejos destacan por sus altas prestaciones técnicas, que les permiten ser versátiles en entornos In&Out, al tiempo que ofrecen homogeneidad en el diseño del proyecto. Sin duda, estos azulejos marcan tendencia y son un básico en la decoración de proyectos residenciales.

    ¿Hay diferencias del suelo resistente para interior y exterior?

    Sí, hay diferencias importantes entre los suelos resistentes para uso interior y exterior. En general, los suelos para el interior de la casa se pueden permitir ciertas características estéticas y de confort que no son viables en el exterior, donde el suelo debe resistir las inclemencias del clima y el tráfico constante.

    A continuación, te presentamos algunas de las principales diferencias entre los suelos resistentes para interior y exterior:

    • Resistencia a la humedad: mientras que en el interior de la casa la humedad no suele ser un problema importante, en el exterior es fundamental que los suelos sean resistentes a la lluvia, la nieve y la humedad constante. Por esta razón, materiales como el gres porcelánico o la piedra natural suelen ser más adecuados para exteriores que la madera o las baldosas de cerámica.
    • Resistencia al desgaste: en el exterior, el suelo debe soportar el tráfico constante de personas, animales y vehículos, lo que puede causar un desgaste importante en el material. Por esta razón, es importante elegir materiales especialmente resistentes como el hormigón pulido o las baldosas de cerámica.
    • Mantenimiento: en el interior de la casa, los suelos pueden ser tratados con productos de limpieza y mantenimiento más suaves, mientras que en el exterior es necesario contar con materiales que sean fáciles de limpiar y resistentes a los productos químicos. En general, los suelos para exteriores deben ser más fáciles de mantener y limpiar que los suelos para el interior.
    • Estética: finalmente, en el interior de la casa se pueden permitir más opciones decorativas y estéticas en el suelo, mientras que en el exterior es importante que el suelo tenga un aspecto funcional y resistente. Sin embargo, esto no significa que el suelo exterior no pueda ser atractivo: hay muchas opciones estéticas y decorativas para suelos exteriores, como el uso de mosaicos, piedras decorativas o gravilla.

    ¿Cuándo usar baldosas de alto tránsito en interior y exterior?

    Las baldosas de alto tránsito son una excelente opción tanto para el interior como para el exterior de la casa. A continuación, te presentamos algunas razones por las que deberías considerar el uso de baldosas de alto tránsito en tus proyectos de construcción o renovación:

    • Durabilidad: las baldosas de alto tránsito están diseñadas para soportar el desgaste constante y el tráfico intenso, por lo que son mucho más duraderas que otros materiales de suelo. Esto las hace ideales para zonas de la casa que tienen un uso intenso, como la cocina, el comedor o el patio trasero.
    • Resistencia a la humedad: muchas baldosas de alto tránsito están diseñadas para ser resistentes a la humedad, lo que las hace ideales para su uso en zonas como el baño, la cocina o la piscina. Estas baldosas no se deformarán ni se agrietarán con la exposición a la humedad, lo que las hace ideales para zonas donde el agua es un problema constante.
    • Fácil mantenimiento: las baldosas de alto tránsito son muy fáciles de mantener y limpiar. Basta con pasar una fregona húmeda sobre ellas para mantenerlas en buen estado. Además, son resistentes a las manchas y a los productos químicos, por lo que se pueden limpiar con facilidad y sin riesgo de dañarlas.
    • Versatilidad estética: las baldosas de alto tránsito están disponibles en una gran variedad de estilos, colores y diseños, lo que las hace muy versátiles desde el punto de vista estético. Se pueden utilizar en una amplia gama de proyectos, desde el diseño de interiores más elegante hasta el paisajismo exterior más rústico.
    • Seguridad: las baldosas de alto tránsito suelen ser más antideslizantes que otros materiales de suelo, lo que las hace más seguras para su uso en áreas donde hay riesgo de caídas, como la piscina o el exterior de la casa en días lluviosos.

    Azulejos para cocinas resistentes al calor

     Además, si estás buscando azulejos para tu cocina que sean especialmente resistentes al calor, debes tener en cuenta algunos factores adicionales. A continuación, te presentamos algunas características que debes buscar en los azulejos para cocinas resistentes al calor:

    • Material: para que los azulejos sean resistentes al calor, es importante que estén hechos de materiales que puedan soportar altas temperaturas sin sufrir daños. Algunos de los materiales más resistentes al calor son el gres porcelánico, la cerámica y el vidrio.
    • Grosor: el grosor de los azulejos también es importante para su resistencia al calor. Los azulejos más gruesos suelen ser más resistentes al calor que los más delgados, ya que pueden absorber mejor los cambios de temperatura y evitar que se agrieten o rompan.
    • Acabado: el acabado de los azulejos también puede ser importante para su resistencia al calor. Los azulejos con acabado mate suelen ser más resistentes al calor que los brillantes, ya que no reflejan la luz y no se calientan tanto.

    ¿Cuándo usar baldosas de alto tránsito en interior y exterior?

    A la hora de usar baldosas de alto tránsito en interior y exterior hay que tener en cuenta hacerlo en las áreas donde se espera un uso intenso y una exposición constante a condiciones adversas. A continuación, te ofrecemos algunos ejemplos de cuándo es apropiado utilizar baldosas de alto tránsito tanto en interiores como en exteriores:

    • Áreas comerciales:

    Los espacios comerciales como tiendas, centros comerciales, restaurantes y aeropuertos a menudo experimentan un alto volumen de tráfico peatonal. Las baldosas de alto tránsito son ideales para estos entornos, ya que están diseñadas para resistir el desgaste causado por una gran cantidad de personas caminando sobre ellas.

    • Entradas y vestíbulos:

    Estas áreas son puntos de entrada y salida de edificios, y suelen estar expuestas a la intemperie. Las baldosas de alto tránsito son resistentes a la humedad, al desgaste y a las manchas, lo que las convierte en una opción duradera para las entradas y vestíbulos.

    • Cocinas y áreas de servicio:

    Tanto en hogares como en restaurantes o instalaciones comerciales, las cocinas y las áreas de servicio están sujetas a un uso constante y a condiciones desafiantes, como derrames de líquidos y productos químicos. Las baldosas de alto tránsito son capaces de soportar estas situaciones sin deteriorarse fácilmente.

    • Piscinas y áreas al aire libre:

    Las baldosas de alto tránsito son resistentes a la humedad y a los cambios de temperatura, lo que las hace ideales para áreas al aire libre como patios, terrazas y piscinas. Pueden soportar la exposición al sol, la lluvia y otros elementos climáticos sin perder su resistencia y apariencia.

    Es importante tener en cuenta que, aunque las baldosas de alto tránsito son más resistentes, también requieren mantenimiento adecuado para asegurar su durabilidad. Además, es recomendable consultar con un experto en azulejos para obtener recomendaciones específicas según las necesidades de tu proyecto. Por ello, desde Dune, estaremos encantados en ayudarte y ofrecerte la mejor solución. ¿Hablamos?

    Noticias relacionadas

    Dune

    Newsletter

    ¡Suscríbete y no te pierdas nuestras novedades!

    Aplicaciones de diseño 3D que disponen de nuestra galería de productos